No, no son de merengue. Son de los merengues. Que este año estamos más contentos. Nos vemos en Cibeles. 

Y es que en casa del herrero, cuchara palo. Era el cumpleaños de Jose y tuvimos que correr para que tuviera un detalle.