Os cuento la historia de esta tarta. Sofia, con muchísimo cariño se la regaló a Marta y su amiguita que celebraban el cumpleaños. Se ponen a cortarla y las niñas llorando que eran sus muñequitas y no querian que las destrozaran. Tuvieron que darles las muñecas a ellas para poder cortar la tarta tranquilamente.
Muchas felicidades de parte de todas nosotras.



Suscribete a nuestro Boletín

Suscribete a nuestro Boletín

¿Quieres estar al dia de las promociones y noticias de Bricoazucar? Suscribete y te lea enviamos por correo

Ya esta! Recibirás nuestros boletines