Aunque en España todavia no es frecuente celebrar el baby shower, las chicas americanas han impuesto esta moda y cada vez tiene mayor aceptación.