Uno de los últimos encargos que hemos realizado era para una niña a la que le encanta Cenicienta y quería su zapato en azúcar. Es un bizcocho de chocolate relleno con buttercream de sabor a fresa.