Marbelys nos descubrió por casualidad, pero tenía muy claro el tipo de tarta que le quería regalar a su nieto Alexander. De hecho, nos trajo el coche favorito del niño para que fuese igual. ¿Habremos respondido a sus expectativas?