Pues teníamos un gran dilema, nos habían pedido una tarta de superhéroes y como no nos decidíamos por cual, pues metimos a los tres juntos.