Esta flor no es nuestra, pero si lo ha hecho una alumna muy especial para nosotras.  Yolandita, hija, que arte tienes en las manos. ¡Animo!, que tú vales mucho.