No sabemos si Rafa Nadal ganaría el “Conde de Godó” con esta raqueta. Lo que si estamos seguras es que un par de quilitos no se los iba a quitar nadie.