Nada mejor para celebrar los 40 añitos que una tarta de 3 pisos con la que obsequiar a los amigos.