Estas son las galletas con las que nos obserquiaron Anka y Sergio. Son tan bonitas como sabrosas.