Ya sabeis como nos gustan los rosas en Bricoazúcar. Y a Daisy, la mamá de Susana le sucede los mismo. Para celebrar el bautizo de la niña querían una tarta torcida, con doble bizcocho de vainilla y chocolate abajo y buttercream de mora. Por cierto, la que es para comérse es a Susana. Es una muñeca.