Los papas de Naim quisieron reflejar en ésta tarta las aficiones de su niño. En esta ocasión convertimos un bizcocho de vainilla relleno de moka en esta raqueta de paddle.