Diego a sus 4 añitos es un aficionado a los trenes. Y nada mejor que celebrar su cumpleaños comiéndose el AVE a su paso por Zaragoza.