No todo el mundo puede llegar a celebrar sus Bodas de Oro. Y es una gran ocasión para un dulce detalle.