Vero quiso reflejar en la tarta una de las aficiones de su madre para celebrar su cumpleaños.