Como en casi todas las bodas ultimamente, la decoración de la tarta va a juego con la decoración de las flores y mesas. Lorena y Daniel tenían todo en su boda en tonos blancos y rojos, y así quisieron que fuese su tarta.