Hay tartas que son todo un clásico en el mundo del fondant. Esta es una de ellas. Particularmente, a nosotras nos gusta que las tartas sean personalizadas y que cada cliente tenga su tarta exclusiva, pero nos debemos a lo que el cliente nos pide.