Que ganas teníamos de estrenar éste cortante que le compramos a Patricia.